22 de Diciembre de 2010

Fin de una era. Toca despedirse de mi primer cuatrimestre universitario. Adiós (esperemos) a Lingüística General, Tradición Clásica, Español Correcto e Introducción a la Historia. Empiezan unas Navidades diferentes a las anteriores: hojas y hojas y hojas de apuntes que estudiar. Las Navidades solían gustarme, de ahora en adelante empezaré a mirarlas con otros ojos, con otro de esos cristales que cambian la visión de la realidad según su color. Me gusta el azul, ¿y si lo pruebo? Quizás el verde le de un toque más especial, dicen que es el color de la esperanza. En fin, es mejor dejarlo, que estoy empezado a divagar demasiado.

Último día de clase lluvioso pero hoy si me acordé de llevar el paraguas. El haber acabado con el pelo chorreando el otro día me sirvió como lección. Clases llenas de risas. Resuelto el misterio de la vaca y la baca (véase Cuánto Cabrón): v/baca (propuesta de Marina). Felices vacaciones a todos. Espero que descanséis y recuperéis fuerzas para combatir a esos poderosos y desquiciantes exámenes que nos esperan en enero.

Y mañana será otro día ...

2 comentarios:

Ámbar dijo...

me encanta el azul... xD

Sergio dijo...

Y a mí el verde.

Nos esperan las mismas vacaciones a todos...